Este mes se cumplen cinco añosde la calurosa bienvenida que la ribereña localidad de Coria del Río (Sevilla) brindó a su Alteza el Príncipe Naruhito, heredero al trono de Japón.

Coincidiendo con la visita a nuestro país con motivo de la celebración del Año Dual España-Japón, el príncipe heredero presidió en Coria del Río una serie de actos en conmemoración del cuarto centenario de la Embajada Keicho.

Naruhito visitó la estatua de Hasekura a orillas del río Guadalquivir y plantó junto a ella un cerezo como símbolo de amistad entre los dos países. La visita tuvo lugar en un ambiente festivo en el que se volcó toda la ciudadanía de Coria del Río. El príncipe, que dejó de lado el protocolo y las formalidades para dirigirse personalmente a muchos de los ciudadanos presentes, expresó su reconocimiento a las relaciones entre el municipio sevillano y Japón y a la comunidad de hombres y mujeres que llevan el apellido “Japón” como herederos del legado de Hasekura.

La visita del príncipe Naruhito a Coria del Río puso la guinda a una serie de acciones promovidas desde el gobierno de Coria y entidades como la Asociación Hasekura para dar a conocer la historia de la Embajada Keicho y el origen del apellido Japón.