Hasekura Rokuemon Tsunenaga (1571-1622) fue un importante samurái del noreste de Japón que prestó servicio a Date Masamune, daimyō de Sendai.

Hasekura Tsunenaga comandó la Embajada Keichō, una expedición de samuráis patrocinada por Date Masamune con la misión de establecer relaciones con Nueva España y Europa y beneficiarse de los intercambios comerciales de la época. A pesar de no cumplir con las expectativas, la Embajada Keichō dejó una profunda huella en Europa y un importante legado a través del apellido “Japón”, que proliferó en el municipio sevillano de Coria del Río después de que algunos expedicionarios decidieran asentarse en el lugar.

En la actualidad, el apellido “Japón” se encuentra disperso por toda la geografía española. Se trata de un apellido que, a día de hoy, es motivo de realización de numerosas actividades culturales y empresariales, destacando el singular caso de HJAPÓN en Barcelona, una empresa abiertamente enfocada a los valores de los samurái y al Código Bushido.

En junio de 2013, con ocasión del cuarto centenario de la Embajada Keicho, el príncipe Naruhito realizó una visita diplomática a España. Durante su visita, el príncipe visitó la estatua de Hasekura en Coria del Río, expresando su reconocimiento a la Embajada Keicho y a su importancia para las relaciones entre España y Japón.