Etsuro Sotoo es el escultor japonés que trabaja desde 1978 en el Templo Expiatorio de la Sagrada Familia de Barcelona. Es autor de las esculturas de los ángeles músicos y los cantores de la fachada del Nacimiento, ha realizado la decoración de los ventanales y sus pináculos en forma de frutos, así como la restauración de las esculturas de la Puerta del Rosario.

El libro “De la piedra al maestro” recoge la entrevista del presidente de la Asociación Pro Beatificación de Antoni Gaudí, José Manuel Almuzara, a Etsuro Sotoo.

En el libro, el artista cuenta la historia de sus inicios como escultor en Japón, su encuentro con la obra de Gaudí, referencia constante en su trabajo, y su realización personal y profesional como escultor en la Sagrada Familia.

Al igual que algunos de los japoneses de la Embajada Keicho, Etsuro Sotoo se convirtió al catolicismo en 1991, convencido por la fe y los valores que Gaudí trató de transmitir a través de su obra.

La devoción por su trabajo, el compromiso con sus valores y su contribución a la obra de Gaudí y a la ciudad de Barcelona hacen de Etsuro Sotoo un auténtico Samurái Mediterráneo.