La decoración oriental es única y diferente. En este artículo, especificamos los colores necesarios para partir de una base japonesa y remodelar toda la casa a su gusto.

Las viviendas, que están compuestas por diferentes partes como son el dormitorio o el salón, mantienen diferentes colores que la hacen parecer una casa totalmente japonesa.

Los interiores japoneses generalmente usan tonos de colores neutros, es decir, el objetivo es lograr un fondo simple. Estos colores serían el blanco, beige, marrón claro, gris claro y le sigue una lista casi infinita de etc. También, se pueden combinar con colores como son en negro ya que es importantísimo en su decoración. Se usa principalmente para definir formas y dar un tono armónico a los blancos u otros colores neutrales.

Aunque se suele jugar mucho con los tonos blancos y negros, en la decoración japonesa también se usa frecuentemente pinceladas de rojo. Este rojo es característico por su representación como el sol, usándose también tonos similares como son el naranja y ocre, representando fuego.

¿Se usa cualquier otro tipo de color? Sí. Aunque no es tan común como los que ya se han mencionado en partes anteriores, el azul, el verde, e incluso en algunos casos el rosa, se usan para la decoración japonesa. Esto es debido a que el azul representa el agua, que es un elemento crucial desde el punto de vista de los japoneses, asimismo como el verde representa la naturaleza.

Los japoneses, como bien se ha podido observar, buscan siempre esa forma de que sean representados, tanto en los colores como en sus muebles. El mobiliario oriental se puede encontrar en otro artículo de esta misma sección.

Se suele buscar mucho la similitud entre la naturaleza y la conexión existente entre ella y los japoneses y esto funciona en cualquier aspecto de su decoración.

También, encontrará muchas otras ideas de colores en nuestra web https://hjapon.com/arquitectura-y-diseno