¿Las Katanas pueden usarse para decorar?

La Katana, o espada samurái, es la espada japonesa por excelencia y se conoce por ser un sable de filo único curvado ligeramente. Actualmente, se considera como el arma de mano más perfecta y efectiva con la que los japoneses lucharon durante largos periodos en Japón.

Hoy en día se conoce como un elemento primordial de decoración. Antes de explicar si estas espadas se pueden usar para decorar, se explicará la historia que hay detrás de estas majestuosas piezas.

fig.1 Samurái con Katana

Primero de todo, las katanas eran las pertenencias más  valiosas de los guerreros japoneses porque eran su sello de distinción. En 1588, su uso era tan común entre samuráis que se declaró como privilegio exclusivo de esta clase guerrera. Las katanas tenían una función simbólica, que era la del ritual de “Hara-Kiri». Este consistía en clavarse el tantō de la espada por el lado izquierdo con el filo hacia la derecha, cortar hacia la derecha y luego volver al centro. Era un ritual por el cual los samuráis que perdían las batallas acababan con su vida.

Debido al ritual, la katana es desde entonces un arma sagrada que representa los valores morales de los samuráis. Ya que, como se ha mencionado anteriormente, ahora se considera un objeto de decoración, se va a explicar su proceso de fabricación. Este consiste en cuatro partes principales:

  1. Fundido: el acero de las katanas procede de una arena de hierro. Para conseguir ese  único y característico acero que provoca atracción a la katana, se extrae oxígeno y se introduce carbono. Para conseguir esto, el acero se funde a baja temperatura en unos hornos conocidos como “Tatara”.
  2. Plegado: Se realiza a mano y requiere precisión. Se debe calentar el acero y luego se martillea. Una vez esto se ha hecho, se enfría en agua para hacerlo más fino y alargado. El metal se alarga hasta el doble de su tamaño y se forman dos capas del mismo. Este proceso se repite durante 12 veces.
  3. Templado diferenciado: Durante este proceso, se endurece el filo de la espada y a su vez se mantiene la flexibilidad del lomo. Cuando se va a templar el arma, se extiende a lo largo del lomo una capa fina de una masa compuesta por arcilla, arena y ceniza. A través de esto, se obtiene una tenacidad dura para el filo y más blanda para el lomo.
  4. Pulido: Finalmente, este proceso consiste en afilar la espada (ahora a gusto del cliente) para darle su forma definitiva.

fig.2 Tapa de la espada

Como bien se ha podido observar, este proceso es igual para todo tipo de katanas. Sin embargo, las katanas decorativas se diferencian diametralmente de las katanas para artes marciales. Por lo tanto, esta es la única diferencia que existe entre katanas, ya que simplemente estas se colocan en el sitio deseado de la casa y se mantienen ahí.

La katana es la combinación de tres elementos fundamentales: la belleza artística, la solidez y la precisión.

 

Encuentre la casa de sus sueños

Open chat - Abrir chat
Hello, Hola 👋
Can we help you?
Cómo podemos ayudarte??
Call Now Button