SAKURA, LA ÉPOCA DE LOS CEREZOS EN FLOR

Sakura es el nombre de las flores del cerezo japonés. Es una tradición centenaria que celebran los japoneses entre familiares y amigos. Se reúnen debajo de los arboles del cerezo para recibir la primavera. La fecha aproximada es de marzo a mayo según la zona, ya que el clima del archipiélago japonés es muy diferente.

Para facilitar el seguimiento del “sakura” existen multitud de aplicaciones y carteles por las calles que van indicando los parques. Esta costumbre japonesa atrae cada vez más turistas por lo que hay mapas turísticos que indican los mejores lugares para ver los arboles con flores. Incluso hay muchas agencias y hoteles que ofrecen paquetes especiales para ver el sakura.

Chica contemplando la belleza del cerezo

Chica cerezo en flor

 

MILES DE JAPONESES DISFRUTAN DEL ESPECTACULO NATURAL DE LA FLORACIÓN.

Este acontecimiento tan esperado en Japón, el florecimiento de los cerezos también se denomina de forma honorifica Hanami que quiere decir literalmente ver flores.
Ir de “Hanami” es como ir de excursión a ver flores, y consiste en su esencia ir debajo de un árbol de sakura con los familiares, con los amigos o con los compañeros de empresa.
Cuando se va en familia la celebración consiste básicamente en una barbacoa o picnic a estilo japonés y contemplan la belleza de las flores comiendo y bebiendo.
Sin embargo la gente más joven más tarde, y lo que suelen hacer es beber cualquier tipo de bebida alcohólica, aunque por lo general es sake o cerveza. El problema mayor es la falta de espacio por lo que el más novato de la empresa es el que suele ir a guardar sitio en los parques. Se dice que incluso que hay quien duerme debajo del cerezo esperando la floración al día siguiente y poder celebrarlo con los compañeros de trabajo.

 

Japoneses haciendo hanami

Paseando debajo de arboles de cerezo

La flor del cerezo tiene un carácter simbólico en la cultura japonesa, mayormente se asocia con la fragilidad y la transitoriedad de la vida.

La contemplación de los cerezos en flor se lleva celebrando en Japón desde el S.VII las flores de sakura han sido reflejadas en multitud de textos literarios, poéticos y grabados pictóricos.

El fondo de su importancia arraiga en el legado de la filosofía sintoísta y budista, núcleo del propósito filosófico-religioso del Japón.

Para el sintoísmo le concede un espacio central de culto y veneración a la naturaleza y a sus acontecimientos.

Templo budista junto árbol sakura

Templo junto a un árbol de sakura

Templo sagrado al lado árbol de cerezo

Templo junto a un árbol de sakura

Para el budismo el breve florecimiento de la flor del cerezo tiene un significado simbólico. Se vincula con la temporalidad y el carácter pasajero de la belleza y la vida, aunque también a un periodo de transformación, por lo que se asocia a una especie de renacer.

Para los antiguos samuráis, sakura o flor del cerezo estaba relacionado de forma simbólica con la sangre, pero también con la fragilidad y lo fugaz de la vida, vinculada al sacrificio y la vida de los samuráis.

Los Samuráis Mediterráneos les invitamos a vivir al menos una vez en la vida esta mágica y tan simbólica experiencia, estamos seguros de que les encantará. Esperamos que les haya resultado interesante y puedan disfrutar de ello algún día, a nosotros nos encantaría.

Soldado samurái posando junto al mar

Guerrero Samurái en la bahía