Impresionante construcción de una Villa de alto standing en la costa de Barcelona, España.

En esta ocasión en HJAPÓN tuvimos la petición de hacer una búsqueda de un terreno para construir una casa de diseño en Barcelona y que tuviese unas maravillosas vistas al mar y cercano a algún colegio internacional. Este cliente quería vivir en una urbanización que pasase desapercibida, pero que a la vez, reuniese los requisitos para poder hacer una Gran Villa de alta gama, y que además estuviese como máximo a  20 minutos del centro de Barcelona.

No fue tarea fácil y tras unos meses de búsqueda, encontramos un terreno en Alella que podría reunir los requisitos : cerca del colegio internacional Hamelin, vistas impresionantes al mar, cercano al centro del pueblo y muy bien conectado por autopista, con lo que el centro de Barcelona estaba tan solo a 15 minutos.

Esta parcela tenía el inconveniente de que era un terreno con bastante inclinación, lo cual hizo dudar en su elección ya que el planteamiento de construcción se complicaba. Nuestro cliente ahora se planteaba sacrificar alguno de los requisitos principales debido a la complicación del terreno, era una elección difícil pero era el enclave ideal para poder realizar su sueño así que tras pensarlo detenidamente  nuestros clientes optaron por la compra de la parcela con vistas espectaculares en Maresme.

Los arquitectos recomendados por HJAPÓN estuvieron a la altura y supieron transmitir mucha confianza y dedicación a un proyecto, que sin lugar  dudas sería una experiencia bonita e irrepetible. Tras muchas reuniones y presentación de bocetos  además de estudios previos se decidieron por construir una casa de estilo muy moderno y con un diseño vanguardista, donde el protagonista principal era la vista al mar desde las principales estancias de la vivienda exclusiva.

Ya una vez decidido el proyecto definitivo se pasa a la fase de cumplir con todos los trámites necesarios para empezar la construcción. Realización del proyecto ejecutivo, licencia de obras, permisos de ayuntamiento, suministro eléctrico y de agua y contratación del constructor.

La ejecución del proyecto fue muy bueno y aunque salieron dificultades en el proceso, cada fase se resolvió siempre de una manera muy profesional y consensuada con los clientes con lo que entendimiento entre todas las partes fue un éxito. Ese entendimiento fue el fruto de la implicación de todas y cada una de las partes, la elección de los acabados, la puesta en escena, las combinaciones….. todo salió según lo previsto.